ACTUACIONES PARA LOS QUE CUIDAN A UNA PERSONA CON DEMENCIA O ALZHEIMER

Fase leve o inicial

En esta fase la persona afectada puede mantener una vida autónoma dentro del hogar con la supervisión de familiar, vecino u otra persona. No suele haber problema en el vestido, lavarse y elaborar comidas sencillas.

Es el momento de establecer un plan de seguridad para el paciente.
Sí la persona quiere seguir controlando su medicación hay que supervisarle. Sí desea llevar asuntos económicos hay que controlarlos (compras, estafas comerciales, etc). Puede precisar ayuda en la agenda de citas médicas etc. Sí conduce habrá que conseguir qué deje de hacerlo.

  • Es el momento de ponerse en contacto con Asociaciones de Familiares para la información y ayuda de la planificación de cuidados.
  • Exige establecer un sistema de cuidadores qué supervise y controle estas situaciones.
  • Se precisa información acerca de medidas técnicas y localizadores en caso de pérdidas.
  • Conocimiento de la enfermedad, formas de comunicación con el paciente, fórmulas de resolver problemas legales (testamento y otros).
  • Es muy importante mantener la actividad del paciente para tratar de mantenerse activo el máximo tiempo posible. En la web hay mucho material qué se puede consultar acerca de ejercitar la psicoestimulación, como por ejemplo cuadernos de repaso de Fundación Ace, cuadernos de Estimulación Cognitiva (Esteve), Cuadernos Rubio “Estrena tu mente” etc.
Fase moderada

La vida con ayuda ocasional es posible en el hogar.

  • Sí aún no lo ha realizado, es el momento de ponerse en contacto con Asociaciones de Familiares y otros recursos comunitarios.
  • Exige establecer un sistema de cuidadores qué controle y apoye la planificación de cuidados diarios. Se podría valorar la remisión a centros de día u otros programas de respiro familiar.
  • Se precisa información acerca de medidas técnicas, ayudas públicas y localizadores en caso de pérdidas.
  • Conocimiento de la enfermedad y trastornos de conducta, comunicación con el paciente, adaptación de la vivienda y otras consideraciones en el manejo y trato de los pacientes.
  • Es muy importante mantener la actividad del paciente en la medida de lo posible para garantizar su calidad de vida. Quizás sean actuaciones muy sencillas y básicas como hablarle, poner música, fomentar las visitas al exterior y la de familiares, vecinos o amigos al domicilio (explicar previamente a los allegados la situación en la que se encuentre).
Fase avanzada

Es una fase caracterizada por la ayuda total en todas las actividades de la vida diaria: lavarse, comer, asearse.

  • Es el momento de pedir asesoramiento de enfermería y de fisioterapia para conocer mejor los cuidados asistenciales y movilizaciones del paciente.
  • Se podrá recabar información acerca de la asistencia en domicilio y/o atención residencial.
  • Es muy importante observar la piel, cuidar la higiene diaria, mantener un ambiente tranquilo para la alimentación, vestido y arreglo, realizar cambios posturales, poner música etc.
  • Es muy importante potenciar las visitas de familiares, vecinos o amigos en el domicilio (explicar previamente a los allegados la situación en la que se encuentran). Puede ser positivo para el cuidador y evitar su aislamiento con el exterior.
/* JS para menú plegable móvil Divi */